I CRONOESCALADA SIERRA DEL CASTILLO

El pasado sábado 3 de julio tuvo lugar en el paraje de la Sierra del Castillo un evento sin precedentes en la historia ciclista de Monesterio. Se celebraba por primera vez una cronoescalada , una subida durísima contra el crono que provocó un gran ambiente competitivo por primera vez en nuestro club.

Aunque la filosofía de nuestro club prima sobre todo la participación y no la competición, todos nos quedamos sorprendidos por la buena acogida de esta iniciativa, por su carácter competitivo y sobre todo por su gran efecto conciliador entre todos los participantes. Sirvió este evento una vez más, para pasar un día estupendo entre todos los socios y amigos de nuestro club.

El día comenzaba con una pequeña ruta de calentamiento que transitó por el paraje de «El Alcornocal», desconocida para muchos de los asistentes, lo que le otorgó un plus de novedad a lo que vendría poco después, la lucha contra el crono. Tras este trayecto de unos 20 km aproximadamente llegamos a la Casa de Edu Contreras, donde se daba la salida cada dos minutos a los participantes, según clasificación del Ranking Oficial de Puntos de nuestro club, de manera que los últimos en salir serían los primeros clasificados en dicho Ranking.

Pese a no tener fotos de la salidas debido a que la cámara se encontraba arriba, frases históricas como la de Félix Contreras pueden dar una idea de los nervios y del ambiente competitivo:
«Estoy más nervioso que cuando tiré el penalty contra Usagre en los juveniles» mítica frase que quedará para la posteridad, si señor…

Un servidor, con muchos puntos en el Ranking, tuvo el privilegio de ver a los últimos participantes, y a la postre ganadores de la crono, calentando casi sin hablar entre ellos concentrados al máximo para idear cómo ganar a sus rivales.

Héctor, Luismi, y Salva rodaban en círculos alrededor de un olivo junto a Ana (juez de salida) sin mirarse siquiera. Espectáculo en estado puro.

El resto podéis imaginar: 5, 4, 3, 2, 1 y CORONA CHICA PIÑÓN GRANDE para subir el primer repecho hasta la era empedrada. Un calor de infierno, repechos que este día se hacían más duros que nunca, por la intención de llegar cuanto antes a la cima. Vistas impresionantes que no se aprovechaban, pues el reloj corría en contra, y sobre todo ganas de darlo todo para quedar entre los mejores.

Por las fotos veréis que muchos no pudieron con todos los repechos y tuvieron que bajarse de la bici, si bien, tanto Antonio Manuel como yo (último y penúltimo respectivamente) no tocamos suelo en ningún momento. Para otra prueba, veremos si esto será sancionable o no…

Otra anécdota de la Crono. Raúl, al más puro estilo Olano ganando el mundial de ciclismo en ruta, terminó la prueba pinchado, haciendo un gran tiempo. No quiero pensar que hubiera pasado si no llega a pinchar…

Igual que Luismi, que perdió más de un minuto intentando arreglar el cambio, la cadena o qué se yo… Sin duda hubiera estado muy cerca de Salva de no tener ese percance.

Para terminar dar la Enhorabuena a Salva, Héctor y Luismi, ganadores de la prueba. Dar las Gracias a Edu por su hospitalidad y a Ana por hacernos de comer una vez más con tanto cariño y con tanto gusto.

Pronto tendrá lugar la revancha, así que no os descuidéis…

Vista general del pelotón a la salida de Monesterio.

Kiko dando espectáculo desde primer momento.
Doble fila india.
«El salto la Reja»
Manolo subiendo el repecho del «Robledillo». ¿Se está riendo o está sufriendo?
Carlos calentando las piernas antes de la crono.
Ángel mira para arriba, pero no ve el final del túnel…
David fue el primero en salir y el primero en coronar. Quedó 7º.
A pesar de no calentar Ruff de la Rosa quedó el 10º. Gran exhibición de fuerza y carácter por su parte.
Sin duda alguna la revelación. Ángel Muñoz lo dio todo. Fue 4º.
El último repecho de la crono tiene un 21% de desnivel. Félix tiene que ser ayudado después del gran esfuerzo realizado. No sabemos si para entonces se le habían pasado los nervios, según el, mayores a cuando tiró el penalty contra Usagre.

Angelito llegó un poco mermado…
A Juan Antonio también se le atragantó el tramo final. Gran esfuerzo.
Pese a ir bajado, los últimos metros de Carlos fueron a Sprint para arañar algún segundo…
Raúl se tiró media subida pensando en la piscina. Estaba deseando llegar. Incluso entratndo en meta pinchado hizo un tiempo espectacular. Grande Raúl.
Una imagen vale más que mil palabras… las rampas tienen guasa!
Sergio inició la crono con un caballito… y acabó con la bici totalmente domada. Buen jinete.
Hechura de escalador. afronta los últimos metros ante la mirada de una espectadora.
¡Muy satisfecho! Así quedó David al finalizar la prueba.
Esfuerzo y superación. Un poco de música y a coger el ritmo. ¡Enhorabuena Pardo!
Manolo Cardoso hizo un gran esfuerzo.
Escalador nato. Aprovechando los pocos sitios para levantarse del sillín. Edu Contreras.
Ante grandes desniveles… el cuerpo lo más adelantado posible. Edu lo va dando todo.

Salva afronta la recta final levantado de la bicicleta. Bonita instantánea.
A pesar sus problemas con el cambio, Luismi quedó 3º.
Máxima concentración. Héctor, pese a no estar en forma últimamente no quiere dejarse ni un segundo en las últimas rampas.
Finalmente se llevo una sorpresa al terminar 2º. La clave del éxito fue llevar un ritmo constante y guardar fuerzas para el tramo final.
Quien la sigue la consigue. Lo primero que hay que entender cuando te montas la bici es que vas a sufrir… quieras o no quieras.
Expectación para ver los resultados.
Juan Antonio saluda desde lo más alto de la torre de vigilancia. Todo está ok.
Ana, la juez oficial de la prueba (junto a Daniel Ambrona) , entrega con humor uno de los premios de consolación.
Cuarta posición para Ángel. La próxima luchará por meterse en el podium.

Mordiendo el trofeo como en las mejores citas deportivas.
Podium Oficial. Salva, Héctor y Luismi.
Los altos cargos del Club entregando a Eduardo una Placa de Recuerdo de la 1ª Cronoescalada Sierra del Castillo por su cesión desinteresada de su casa de campo para la celebración del evento.
Luismi nos deleita con un triple mortal hacia atrás con tirabuzón.
Reponiendo fuerzas y disfrutando de un día de campo maravilloso.

«Los Álvaros» no pudiéron participar por motivos laborales… pero no les impidió llegar para probar la exquisita caldereta.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.